➤ 5 SENCILLOS pasos para crear y mantener buenos hábitos en tu vida ⚡️

5 sencillos pasos para construir buenos hábitos


5 pasos para formar y mantener buenos hábitos


¿Quisieras implementar buenos hábitos para así vivir una vida más plena? muchas personas no conocen la forma correcta de adquirir un nuevo hábito y esa es una de las razones por la que fracasan al querer cambiar sus malos hábitos.

A continuación, te revelaré 5 simples pasos para crear y mantener buenos hábitos, y vivir una vida llena de éxitos. 

 

¿Qué son los hábitos?

 

Un hábito es una conducta o una actividad que repetimos tantas veces que el cerebro, para ahorrar esfuerzos, la vuelve automática. Los hábitos pueden ser buenos o malos. Los que nos interesa es desarrollar buenos hábitos que nos permitan vivir una vida más plena.

Un ejemplo de un hábito es cepillarse los dientes. En vez de tener que pensar todas las mañanas y noches en cepillarse los dientes, el cerebro hace que esa conducta sea automática. Esto le permite ahorrar esfuerzos y pensamientos que puede invertir en otras cosas (sin duda el cerebro es un maestro de la productividad).

 

¿Por qué es importante tener buenos hábitos?

 

Tener buenos hábitos es importante ya que de ellos depende nuestro futuro. Verás, nuestros resultados son un conjunto de los hábitos que hacemos en nuestro día a día. El éxito es un resultado de buenos hábitos. Si logras implementar buenos hábitos, tendrás unos buenos resultados. Es por eso por lo que debemos conocer pasos para adquirir y mantener buenos hábitos y reemplazar los malos.

 
5 pasos para formar y mantener buenos hábitos

 

 

1. Cambia tu identidad

 

Si quieres instalar buenos hábitos debes enfocarte en cambiar tu identidad. Es decir, lo que eres o lo que crees que eres. Esto hará que sea más fácil implementar un hábito.

Por ejemplo, si quieres instalar el hábito de la lectura, para que el proceso de instalación del hábito sea más fácil, puedes creerte que ya eres un lector. Que amas los libros y que te has leído cientos.

¿Cómo puedes cultivar el hábito de la lectura si no te crees un amante de los libros? Es importante que mientras estés construyendo un nuevo hábito, te creas una persona que lleva haciendo eso por años.

Esto se puede aplicar a cualquier hábito. Por ejemplo, si quieres comenzar a hacer ejercicio, debes de creer que eres alguien que le encanta el movimiento. Que ama el deporte y la vida saludable.

Este simple cambio de creencias hará una gran diferencia, ya que, ¿Para qué vas a ejercitarte si crees que no te gusta el deporte o que no eres bueno en eso?

 

 2. Comprende el ciclo de los hábitos

 

Un hábito se divide en 4 partes. A estas 4 partes se le denomina el ciclo de los hábitos. Cada una de estas partes posee una regla. Si logras cumplir con cada una de las reglas facilitarás mucho el proceso de implementación de un hábito.

 


El ciclo de un hábito
El ciclo de un hábito

 

 

1. La señal

 

La señal es lo que inicia un hábito. Por ejemplo, la señal de comer es que tienes hambre.

Regla: la regla de la señal es que debe ser clara. Por ejemplo, ¿Quieres hacer ejercicio por las mañanas? Una señal clara y obvia que puedes hacer es dejar la ropa de deporte junto a tu cama todas las noches. Esta señal es bastante obvia y te ayudará a iniciar la segunda parte del ciclo de los hábitos:

 

2. La rutina

 

La rutina es la actividad que se hace después de que la señal se presente. Siguiendo con el ejemplo del hábito de ejercicio, la rutina sería levantarte y realizar actividad física.

Hacer la rutina es lo que más nos cuesta. Esta se basa en fuerza de voluntad. La buena noticia es que la fuerza de voluntad puede entrenarse para que cada vez sea más fácil incluir rutinas nuevas a tu vida.

Básicamente, la fuerza de voluntad se desarrolla a través de la práctica constante. Es como un músculo, mientras más la entrenes, más fuerte se volverá. Por eso es cada vez más fácil incluir nuevos hábitos a tu vida. Porque cada vez tienes más fuerza de voluntad a tu disposición.

Regla: La regla de la rutina es que sea fácil de hacer. En vez de comenzar con lo más enorme y difícil, debemos empezar con lo pequeño y sencillo. Siguiendo con el ejercicio, en vez de realizar 1 hora de actividad física, comienza con 15 minutos. Luego con 20, 30, 40 y así sucesivamente hasta que cumplas tu meta.

 

3. La recompensa

 

La tercera parte del ciclo de un hábito es la recompensa. Esta parte es importante. Debemos de establecer recompensas por hacer las rutinas que nos han costado tanto hacer. Ya que, ¿Para qué vamos a hacer algo si no ganamos nada?

Si asociamos nuestro nuevo hábito con una buena recompensa, el cerebro comenzará a asociar ese nuevo hábito con placer y querremos hacerlo de nuevo.

Regla: La regla de la recompensa es que debe ser satisfactoria y placentera. Esto es clave. Si logramos asociar el nuevo hábito con placer mediante recompensas, nuestro cerebro etiquetará el nuevo hábito como placentero, y querremos hacerlo de nuevo.

La recompensa de hacer la rutina de un hábito puede ser lo que quieras. Por ejemplo, al leer 40 minutos, puedes establecer la recompensa de ver un capítulo de tu serie favorita.

Tu cerebro comenzará a asociar leer con ver tu serie y querrás hacerlo más. Lo bueno es que una vez que hayas repetido tanto el hábito que se haya vuelto automático, puedes eliminar la recompensa.

Una recompensa también puede ser un sentimiento. Por ejemplo, después de hacer la rutina de meditar, te sentirás calmado y enfocado, y ese sentimiento de calma y concentración puede ser tu recompensa.


4. La repetición

 

Esta es la parte clave de todo hábito. Después de pasar por la señal, de hacer la rutina y de obtener una recompensa, repetiremos el hábito cuando la señal se presente de nuevo. Mientras más repitamos un hábito, este se irá automatizando, lo que significa que se irá convirtiendo en un hábito establecido en tu vida.

Regla: debemos repetir el hábito por 66 días seguidos. Esto es lo que un hábito dura en implementarse. Si logras persistir durante esos 66 días, tendrás un nuevo hábito automatizado en tu vida.

Lectura recomendada: ➤ Cómo alcanzar el éxito y la felicidad: 10 buenos hábitos de la gente exitosa 🏆

 

3. Asocia el nuevo hábito con placer mediante una recompensa

 

Es vital que asociemos el nuevo hábito con placer. Nadie quiere hacer algo que no le gusta. Por eso es por lo que procrastinamos tanto, eso nos produce placer. Si logramos obtener placer del nuevo hábito, estaremos en buen camino.

En el momento en que sientas dolor o desagrado hacia el nuevo hábito, estarás en el camino en que dejas todo al poco tiempo. Simplemente establece recompensas placenteras a cada nuevo hábito que quieras implementar.

 

4. Haz que el nuevo hábito sea fácil de hacer

 

Es vital que el nuevo hábito que quieras adquirir sea fácil de hacer. Al cerebro no le importa cuánto duras haciendo algo, le importa cuántas veces lo haces. Entonces ¿Para qué empezar con 1 hora de ejercicio para dejarlo pronto si podemos empezar con 15 minutos e ir aumentando poco a poco el tiempo?

Si la dificultad del nuevo hábito es sencilla, aumentaremos el placer de este y querremos repetirlo. Recuerda que lo que importa es la repetición del hábito, no cuánto dures haciéndolo. Así que empieza con poco y ve aumentando la duración e intensidad del nuevo hábito.

Lectura recomendada: ➤ Cómo tener más energía: hábitos para aumentar tu energía en el día ⚡️

 

5. Repite el hábito hasta que sea automático

 

La clave de todo hábito es la repetición. Todas las técnicas que has leído son para favorecer la repetición del hábito. Como dije, un hábito dura 66 días en ser un estilo de vida. Si logras persistir los 66 días repitiendo el hábito, lograras automatizar la rutina y tendrás un nuevo hábito en tu vida.

 

Si sigues estos simples 5 pasos, lograrás implementar nuevos hábitos en tu vida. Si te ha gustado este artículo te animo a que dejes un comentario y que compartas con aquellas personas que sabes que necesitan este contenido.

 

¡Gracias por leer!

 

.

Comentarios

  1. Wow, que buen post.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Puedes pasearte por el blog para encontrar mucho más contenido de calidad que te ayude a vivir una vida con más significado.

      Borrar
  2. ME ENCANTA. Ya veo porque es que fallo tanto al querer incluir buenos hábitos. Pensaba que tenía que arrancar con todo pero ahora ya veo que la constancia es la clave, no la cantidad ni duración del hábito.

    Saludos.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario